De lo absurdo de la vida

Publicado en por anaessat

¿Porqué las mujeres nos tenemos que encontrar siempre con la tesitura de tener hijos o vida profesional? Me casé con 23 años y mi mayor ilusión era tener hijos. Mi familia es muy corta, soy hija única, y en mi casa nunca ha habido demasiado jaleo. Siempre me encontraba yo sola con juegos para, como mínimo 2 personas.
No he querido que mis hijas se encontraran  con los mismo y he tenido dos, con una diferencia de 12 meses. Ahora he realizado mi sueño familiar, pero me encuentro sin trabajo y con nadie que quiera contratarme. Estuve estudiando, trabajando y haciendo un curriculum hasta los 27 años, es decir, hasta que llegó mi primera hija. Después la segunda, y a partir de ahí mi vida profesional y mi vida de pareja murió. Ahora sólo existen ellas, porque nadie quiere caber donde están ellas. Cuando llego a una entrevista de trabajo y digo que tengo dos hijas, vaya, no lo digo, me lo preguntan... Como si ello determinara mi forma de trabajar. A los tios-directivos que me suelen entrevistar se les herizan los pelos, cambian la cara y ahí se acabó la entrevista. Dios mio! Si es cuando mas necesito trabajo!! Como creen que las tengo que alimentar? Del aire?
Cuando no tenia compromisos familiares me daba igual tener trabajo que no... Ya iba haciendo mis cosillas para tener siempre para un modelito nuevo, pero ahora tengo que dar de comer a mis hijas!! No voy a abandonar un trabajo porque el encargado sea un capullo o porque no me paguen lo que prometieron, ahora seré una trabajadora fiel, abnegada y conforme, y encima haciendo méritos para que no me echen cuando hagan un ERE. Que se creen?
Ser mujer es una pura paradoja.

Etiquetado en La vida y sus paradojas

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

BÁRBARA 06/17/2009 20:38

hola.
me gusto tu articulo y es muy cierto lo ironico de la vida,cuando yo tenia 18 años me encontre un novio que tenia 25 años profesionista,guapo,con un buen trabajo y que me queria.El problema fue que el se queria casar conmigo y yo solo queria estudiar y ser alguien sin necesidad de un hombre.Le rompi el corazón diciendole que yo no queria matrimonio nos dejamos y ahora tengo 24 años soy profesionista,tengo un buen trabajo,soy independiente y vivo sola.Tengo un novio desde hace 2 años con el cual forme una bonita relación ahora me quiero casar y tener hijos y el no quiere,el esta muy metido en su carrera de medicina sera mejor esperarme un tiempo para tener familia?lo esperare?estudiare una maestria?no se que debo hacer,pero me parece muy bueno que te sigas desarrollando como mujer y que seas una excelente madre.
Tu amiga Bárbara.

anaessat 06/18/2009 16:22


Hola Barbara! Me alegra mucho que hayas escrito en mi blog. Respecto a lo que me comentas te diré que yo antes de estar casada con mi actual pareja estuve 9 años con otra persona. Empecé muy joven
con él y aunque él no era tan joven como yo era bastante inmaduro. Como iban pasando los años la vida nos fue separando, yo crecí como persona y supongo que él a su manera también y acabamos viendo
la vida desde ópticas muy diferentes. Dejamos la relación de muy malas maneras, con mucho desgaste, con muchos engaños y sufriendo mucho. Si me volviera a encontrar en la misma tesitura no creo que
actuara igual. Lo dejaría mucho antes, cuando me di cuenta de que mis objetivos no coincidian para nada con los suyos.
Creo que no debemos perder nunca de vista nuestros objetivos en la vida y nuestra propia felicidad. Aunque leyendo esta frase la postura suene egoísta piensa que si tú no eres feliz y no vives tu
vida como te gustaría vivirla serás incapaz de hacer feliz a nadie. Si constantemente te estas preguntando qué pintas en tu relación y empiezas a verte como una persona muy diferente a la que te
gustaría ser mi consejo es que te plantees de nuevo tus objetivos, que intentes tomar cierta distancia de las cosas que te distraen de lo que tu consideras importante y que persigas tus objetivos
sin descanso. Hay que ser constante en esta vida y levantarse cada dia con ilusiones renovadas, es el motor que nos hace ser felices, aunque nuestras ilusiones sean muy nuestras. Nadie tiene
derecho a vivir nuestra vida por nosotros.
Si necesitas ayuda de cualquier tipo no dudes en contactar conmigo, estaré encantada de escucharte.